Saca el máximo partido a tu dinero 💸

Sé de los primeros en tener Levo y
recibe ¡grandes beneficios!

Lo que nadie te dijo sobre la salud financiera

Salvador
Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“Salud financiera” uno de los términos que más escuchamos en México desde el surgimiento de las Fintech

“Desde el surgimiento de las fintech y la creación de los canales digitales de los bancos tradicionales usamos el termino. Y sin embargo, nadie se ha tomado el tiempo de explicarnos qué demonios es la salud financiera.

¿Tener una cuenta de banco? ¿no pagar comisiones en mi cuenta y tarjeta? ¿pagar menos comisiones cuando pagamos con tarjeta? ¿tener acceso a créditos cuando los necesito? ¿no tener que pararme en un banco nunca más y aún así hacer uso de sus servicios? Estos son, sin duda, elementos que contribuyen pero que por sí solos no hacen una gran diferencia y sin un objetivo claro.

La salud financiera es algo más amplio y que cubre muchos aspectos; no solamente es cómo nos relacionamos con el dinero, sino cuándo y a través de qué medios y nuestros objetivos con el mismo, así como la manera en que puede mejorar nuestras vidas. Una definición que me parece excelente y es ampliamente aceptada es la que recoge la Política de Inclusión Financiera 2020–2030 en México:

“La salud financiera puede definirse como aquel estado que permite que las personas sean capaces de manejar sus finanzas de manera adecuada, permitiéndoles hacer frente a sus gastos cotidianos, afrontar variaciones negativas en sus flujos de ingresos y aumentos desproporcionados o inesperados en sus gastos (tener resiliencia), lograr sus metas y aprovechar oportunidades para lograr su bienestar y movilidad económica.”

Los cuatro elementos que captura esta definición son:

1- El manejo de las finanzas diarias

2- La resiliencia

3- La seguridad en el futuro financiero

4- El control sobre nuestras finanzas

Estos elementos pueden parecer un poco abstractos pero en realidad son fáciles de entender si nos hacemos una serie de preguntas para cada unos de ellos.

1- ¿Tengo un plan para asignar dinero en casa? ¿Planifico mis gastos y sigo mi presupuesto? ¿Puedo pagar todos mis gastos dentro de un ciclo de ingreso?

2- ¿Cómo manejaría un choque inesperado en mis finanzas (enfermedad, pandemia, desempleo, etc)? ¿Es mi red de apoyo lo suficientemente diversa (ahorro, crédito, seguros, red social)?

3- ¿Puedo reservar dinero para objetivos y planes futuros? ¿Puedo aprovechar una oportunidad si se me presenta?

4- ¿Me siento en control de mi situación financiera? ¿Confío en mi capacidad de tomar decisiones financieras adecuadas?

 

Si no respondiste que sí a todas las preguntas, no te preocupes ¡no estás solo! La buena noticia es que nunca es tarde para empezar a construir tu salud financiera.

Es importante empezar a pensar a futuro y ser más resiliente en tus finanzas, tener mayor seguridad y tener el control sobre tus finanzas para poder realizar tus sueños, afrontar imprevistos y a que, en lugar de preocuparte por tu dinero, te ocupes de él.

En los próximos posts te contaré cómo aproximo yo mis finanzas, mi ahorro y mis inversiones y la importancia de que tu ahorro siempre sea remunerado.

Salvador, fundador de Levo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestros artículos enviados por nosotros a tu correo semanalmente